In General

Como os veníamos anunciando estos meses atrás, en The Climb nos habíamos propuesto entre otras cosas hacer un seguimiento de aspectos de salud relacionado con la escalada para nuestros socios.

¿Y qué mejor manera que haciendo mediciones objetivas sobre el rendimiento muscular, nervioso y adaptación de los tejidos que van cambiando con la escalada?

 

La semana pasada nos pusimos manos a la obra y durante dos días estuvimos midiendo en turnos de mañana y tarde a escaladores de todas las edades y niveles…aunque la mayoría tenían un nivel altísimo! Entre los datos que recogíamos estaba el grado máximo de encadenamiento y para nuestra sorpresa había muchos que rondaban el octavo grado…tanto por abajo como por arriba! ¿dónde estaba el truco? La mayoría de estos tenían una experiencia de más de 10 años trepando. Clave para la adaptación y especialización de sus tejidos musculares, tendinosos y de coordinación nerviosa.

 

Las medidas en su conjunto y por orden fueron en primer lugar, la recogida de datos demográficos y características personales relacionadas con la escalada. Todo ello nos permitirá comparar y correlacionar datos determinantes para la prevención de lesiones y rendimiento deportivo según la literatura recientemente publicada en escaladores amateurs y profesionales.

 

A continuación, pasamos a recoger datos de distancias haciendo ecografías músculo esqueléticas de ambas extremidades superiores (tendones, poleas, túnel del carpo y serrato anterior) para posteriormente compararlas con datos reportados previamente en escaladores. Tenemos alrededor de 400 imágenes así que nos llevará un tiempo analizarlas J.

 

En concreto, con la medición de los tendones pudimos observar el grosor tendinoso (normalmente más denso y grueso con mayor adaptación a la escalada) y el desplazamiento del tendón cuando se pone en máxima carga de flexión (no debería desplazarse por la acción sujeción de las poleas). En cuanto al carpo recogimos las distancias entre profundidad del túnel carpiano para comparación con datos de normalidad y finalmente el grosor de uno de los músculos estabilizadores del hombro como es serrato anterior en contracción, de donde sacaremos datos interesantes de diferencias entre brazos e hipertrofia lógica para permitir una correcta estabilización de la escápula durante los movimientos de escalada.

 

Por último, todos los escaladores hicieron unos test de fuerza máxima de prensión manual y flexión del dedo gordo del pie (si aquí también están muy fuertes los escaladores), así como un test progresivo de fuerza-velocidad con el gesto de dominada. Para los que queráis ampliar conocimiento sobre estas mediciones y la ciencia que hay detrás, podéis descargaros gratis este libro de un científico español (Carlos Balsalobre) que lo explica de forma sencilla (y no es fácil) para entender la utilidad sobre rendimiento y fatiga: https://www.carlos-balsalobre.com/index_sp.html#ibook.

 

Seguiremos comentando detalles con los resultados generales de esta recogida de datos, que puede ser muy interesante para planificar entrenamientos y seguir disfrutando sin lesiones de este bello deporte!

 

Por cierto, dentro de 3 meses repetimos para seguir dando retroalimentación a todos los escaladores!!!

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: