In Blog, General

Esa es una pregunta que quería reflexionar con vosotros ya que me paso la mayor parte de mi tiempo hablando sobre cuestiones de salud y rendimiento durante la práctica de ejercicio físico.

Estirar es un ritual habitual entre personas (bueno y animales que mi perro está todo el día…) que realizan actividad física, entre otras cosas porque es agradable y sencillo de realizar, dos características que nos seducen mucho…


Por otro lado se suman las fuertes creencias de nuestra sociedad que hacen que se transformen en un dogma que promete beneficios y prevención, aunque esto puede estar muy lejos los objetivos que deseamos…Supongo que lo más justo es que deje de ser una creencia popular y nos basemos en algún tipo de veracidad que nos aporten a todos “la mejor verdad disponible”. Los numerosos estudios científicos publicados en los últimos años que prueban sus efectos, concluyen que no sirven para objetivos como los que escucho y observo en mi día a día:

Creencias populares

Comprobaciones científicas

Vamos a estirar bien que hoy toca apretar Riesgos de lesión en actividades explosivas1
Estiro después de entrenar para prevenir lesiones Estudios de baja calidad y no hay relación2–4
Cuando no estiro tengo más agujetas No hay evidencia clínica de mejoras3,5
Estiro para ganar flexibilidad escalando No mejora la extensibilidad de los tejidos6–9
Tengo “nudos” en los músculos por no estirar Ninguna evidencia con las contracturas10

Como veis los investigadores ya han comprobado cada una de esas hipótesis bajo condiciones controladas de laboratorio (con muchos menos sesgos que las experiencias personales) y no han encontrado esa relación.

¡En la próxima entrada veremos porqué SI nos podemos beneficiar de los estiramientos en la escalada!

 

 

1.            Haddad, M. et al. Static stretching can impair explosive performance for at least 24 hours. J. Strength Cond. Res. 28, 140–6 (2014).

2.            Hart, L. Effect of stretching on sport injury risk: a review. Clin. J. Sport Med. 15, 113 (2005).

3.            Herbert, R. D. & Gabriel, M. Effects of stretching before and after exercising on muscle soreness and risk of injury: systematic review. BMJ 325, 468 (2002).

4.            Pope, R. P., Herbert, R. D., Kirwan, J. D. & Graham, B. J. A randomized trial of preexercise stretching for prevention of lower-limb injury. Med. Sci. Sports Exerc. 32, 271–7 (2000).

5.            Herbert, R. D., de Noronha, M. & Kamper, S. J. Stretching to prevent or reduce muscle soreness after exercise. Cochrane database Syst. Rev. CD004577 (2011). doi:10.1002/14651858.CD004577.pub3

6.            Ben, M. & Harvey, L. A. Regular stretch does not increase muscle extensibility: a randomized controlled trial. Scand. J. Med. Sci. Sports 20, 136–44 (2010).

7.            Flowers, K. R. & LaStayo, P. C. Effect of total end range time on improving passive range of motion. 1994. J. Hand Ther. 25, 48–54; quiz 55 (1994).

8.            Moreside, J. M. & McGill, S. M. Improvements in hip flexibility do not transfer to mobility in functional movement patterns. J. Strength Cond. Res. 27, 2635–43 (2013).

9.            Weppler, C. H. & Magnusson, S. P. Increasing muscle extensibility: a matter of increasing length or modifying sensation? Phys. Ther. 90, 438–49 (2010).

10.          Katalinic, O. M. et al. Stretch for the treatment and prevention of contractures. Cochrane database Syst. Rev. CD007455 (2010). doi:10.1002/14651858.CD007455.pub2

Daniel Muñoz García

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, fisioterapeuta y máster universitario en Terapia Manual Ortopédica.

Profesor en la Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle.

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: