Skip to content

El routesetting.

El concepto routesetting“, de origen anglosajón, y los “routesetters” no es más que la creación y creadores de problemas de bloque y circuitos de escalada. Un buen búlder o circuito estará definido por seguridad, dificultad mantenida, variedad de movimientos técnicos y permitir soluciones que no eliminen escaladores por la estatura o estilo de escalada. Con esas ideas, los circuitos de esta sala se dividen por colores: en sus cinco metros de media de altura, quien elija una ruta de color verde, por ejemplo (pies y manos obligados en cada color), encontrará una ruta de dificultad moderada, en las que dónde el movimiento pide un pie para apoyarse, éste siempre se encuentra, y la colocación de las manos está adecuada a la dificultad del color elegido. Los circuitos y travesías en  se encuentran marcados por colores, donde a cada color se le asigna un rango de dificultad determinado.

 

es_ESES
Ir al contenido