In Artículos, Blog, General

El búlder y como se entiende su practica hoy en día.

Hablamos de un tipo de escalada que se practica desde hace muchísimo tiempo. Inicialmente usado como método de entrenamiento para los pasos más complicados que pudieran surgir en la ascensión a grandes paredes de la época, y que con los años fue pasando a ser más una disciplina por si sola de la mano de maestros como John Gill. Cuando se empezó a practicar ni tan si quiera se usaban pies de gato, así que imaginar que ni mucho menos usarían colchonetas para proteger las caída y no todos los bloques que se hacían por aquella época eran de poca altura que digamos… Solo hay que ir a Fontainebleau y ponerse debajo de la famosa placa “La Marie Rose” primer 6A y primera ascensión en 1946, para ver como se las gastaban entonces con botas duras…

Pues de ahí a nuestros días. El Boulder ha evolucionado muchísimo, sobre todo en dificultad, y no solo por ser una disciplina en si o por los métodos de entrenamiento. Mucho ha tenido que ver la evolución en material de seguridad; El uso de Crashpads o clochonetas, el que cada escalador tenga una o varias y el poder forrar el suelo de ellas. Eso ha permitido que se puedan probar pasos cada vez más extremos sin que la caída sea un factor a tener en cuenta o por lo menos que no sea tan decisivo como antes. También, ha permitido hacer bloques cada vez más altos, que ya rozan la escalada en solo integral pero acompañada de colchonetas. Tanto es así que es común ver hoy día ascensiones a “bloques” que pasan los 10 metros. ¿Quizás eso sea ya otra disciplina?

Lo que pretendemos enfocar en este artículo es que con unas medidas “básicas” de seguridad, hacen de la escalada en bloque una practica mucho más segura.
Cada vez más y más gente practica esta modalidad de escalada y muchos de ellos lo hacen por la comodidad que permite escalar sin tener que estar atentos a cuerdas, aparatos de aseguramiento, estar encordado a tu compañero, e incluso muchos lo hacen porque las modalidades de escalada que usan una cuerda les transmite una inseguridad o miedo (muchas veces irracional) y creen que el búlder, al estar cerca del suelo es mucho más seguro y no hay que prestar tanta atención a la caída… Creo que es una idea muy alejada de la realidad. Es cierto que el búlder es mucho más “cómodo” pero no más seguro si no se tienen en cuenta unas medidas mínimas de seguridad. No vale llegar con cinco colchonetas y tirarlas debajo del bloque, no vale que tu compañero escale y tu estés sentado en una piedra animándole sin más. Vale que hay problemas de boulder que son bajos y no es necesario la figura del portero, pero si necesitamos saber como colocar las colchonetas, como portear y más importante aún, necesitamos saber caer.

Laura y Dani. Colchonetas bien colocadas, portero atento y escaladora al 100%

Cómo colocar los crashpads

No es difícil prestar un poco de atención a como colocar correctamente los crashpads que tengamos disponibles y si vienen más escaladores a probar el bloque, no cuesta nada parar un momento y añadir más colchonetas al puzzle si fuera necesario, pero siempre con cierto orden y tapando los huecos entre colchonetas para dejar una superficie perfecta de aterrizaje.

Quizás esta no es la mejor manera de tener colocados los crashpads…


Cuando te dispongas a escalar un bloque y tengas pocas colchonetas;
 primero visualiza la línea y los movimientos, busca los puntos principales de posible caída, coloca colchonetas orientadas esa zona a la que es posible que salgas disparado. Muchas veces no es justo debajo del bloque, ya que un paso que provoque una puerta puede tirarnos a sitios que ni si quiera hubiéramos imaginado.

Visualiza la escalada y las potenciales caídas y sus orientaciones.
Si estas solo o vas con algún compañero y tienes pocas colchonetas, es recomendable ir probando el bloque paso a paso y saltando para ver donde se encuentra y donde no es zona de seguridad necesaria. Una vez matizado todo, es el momento de no pensar en la caída e ir solo centrado en los movimientos.

En los lances es muy importante cubrir todas las posibles zonas de aterrizaje en caso de fallo. Foto: Vanlu


Cuando se prueba un bloque de cierta envergadura y hay colchonetas para dar y tomar.

Esta situación es cada vez más común debido a hoy día cada escalador dispone de una o varias colchonetas y se suele juntar mucha gente a probar un mismo problema. Perder unos minutos en colocar las colchonetas creando una superficie lo más plana posible para una zona de aterrizaje lisa y sin escalones, tapando los posibles huecos con colchonetas más finas superpuestas e incluso con mochilas. Si la caída es en pendiente puede resultar muy útil atar las colchonetas unas a otras para que no hagan efecto tobogán, o que un compañero las sujete mientras escalamos para que en caso de caer sobre ellas no hagan efecto lanzadera…
Si el bloque que pretendemos escalar es alto: Quizás sea recomendable poner algunas colchonetas montadas sobre las otras, creando mas densidad en la superficie de caída. Si ponemos varias colchonetas unas encima de otras es recomendable poner la más blanda arriba del todo. Incluso hay crashpads en el mercado que traen dos caras utilizables según nos convenga (una más dura y otra más blanda). La dura siempre será para aterrizar desde más altura y así absorber mejor el impacto, la blanda para cuando caemos en los primeros movimientos y que no sea muy duro el impacto.

Un caso muy común… Fuente: Bulderetas


El portero, o compañero/s. Cómo me posiciono como porteador
Quizás más importante que incluso la cantidad de colchonetas a disponer. Normalmente hacemos bloque con más gente y ellos nos pueden dar más seguridad que un numero alto de colchonetas. Un porteador atento, con los brazos orientados a nosotros mientras escalamos. Que en caso de fallo nos frene parte de la fuerza con la que caemos y nos oriente hacía la colchoneta, es clave para escalar con seguridad. No es difícil ver en cualquier zona de escalda a gente luchando a muerte en el paso clave de un bloque y a varios compañeros abajo con los brazos en la cintura. Eso si, animando como si no hubiera un mañana. Pues quizás ese compañero rendiría más si tenemos las manos levantadas y saben que estamos ahí en caso de fallo. Sentir que estas bien porteado es muchas veces lo que marca la diferencia entre dar el 100% en el movimiento clave, o estar pensando más en la caída que en el paso. Cierto es que hay alguna “norma” que cumplir como la de no tocar al compañero durante su ascensión. Posicionarse de tal manera que ante un movimiento dinámico no nos roce con alguna parte de su cuerpo pero que estemos listos por si falla.

Mejor compañeros atentos que muchas colchonetas

Las mejores maneras de portear y posicionarme es hablando con el que escala y preguntado donde nos colocamos. Formar parte de esa escalada y así sabremos cuando y como puede caer. Hay situaciones imprevisibles, pero con un poco de atención esas situaciones se reducen mucho.

Resumen de pautas a tener en cuenta a la hora de portear y colocación de los crashpads

-Crear una superficie plana, sin escalones y tapando huecos entre colchonetas.

-Tener prevista la zona de caída evitando, en la medida de lo posible, la peligrosa situación de estar moviendo colchonetas mientras el escalador avanza por el bloque.

-Porteadores hablando a voces de cómo y dónde debe colocarse mientras el escalador esta escalando. Una palabra o unas indicaciones con señas a tu compañero suelen ser suficientes para estar bien colocados.

-Brazos orientados a la cintura del escalador para detener su caída, No separes mucho los brazos y así protegerás tu cara de posibles golpes del escalador al caer.

Crear una superficie de aterrizaje tapando agujeros puede ser útil. Foto: Rober

Cómo caer y afrontar caídas.
Ahora el que entra en juego somos nosotros como escaladores, al fin y al cabo solo nosotros controlamos y sabemos el riesgo que queremos asumir al escalar.

Teniendo o no compañero, teniendo o no muchas colchonetas, debemos tener claro cómo caer para amortiguar el impacto con nuestro cuerpo. Bastará con amortiguar la caída haciendo efecto de suspensión con nuestras piernas (si caemos de pie). Intentando caer con toda la superficie de la planta del pie para evitar torceduras de tobillo (nuca de puntillas). Si la caída es de una altura considerable, intentaremos mover los brazos en el aire para orientar la caída y caer lo más vertical posible.

Tampoco hay que ser exagerados 🙂 Foto: desconocido

Si la caída es muy descontrolada (de espaldas, de lado) proteger la cabeza con los brazos será lo primordial. Aquí poco se puede hacer más que confiar en nuestros compañeros y/o superficie de aterrizaje…
No es lo mismo caer en placas tumbadas que en desplomes o techos. En las primeras tiendes a caer vertical pero con la posibilidad de rozar tu cuerpo contra la pared. Así que un pequeño empujón que nos separe de ella puede resultar muy útil. En los techos las caídas suelen ser más descontroladas y podemos caer de espaldas o incluso de frente. Es aquí cuando el uso de las manos a modo de airbag es salvador.

Es importante practicar las caídas al igual que se hace en escalada deportiva. Aprender a saltar y a caer nos evitará sustos y accidentes. Cuanto más escalamos, más caemos y si lo practicamos sabremos apuntar, orientar y posicionar el cuerpo para el impacto.

Ninguna de las situaciones que hemos comentado son altamente técnicas en cuanto a seguridad. Son más que nada cosas de sentido común a las que pocas veces prestamos atención.

El búlder es una disciplina que la gente tiende a ver más segura que otras, pero hay que tener en cuenta que siempre se impacta con el suelo y sus caídas son potencialmente peligrosas. Con un poco de conocimiento y practica por parte de los escaladores se reduce muchísimo el riesgo y solo queda disfrutar de la escalada. 

Os dejamos con un vídeo de claros ejemplos de fallos…

Artículos relacionados: El crashpad un mundo de posibilidades a tus pies.

The Climb
Luis Muñoz  

Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: